El penoso suceso ocurrió en una pequeña localidad llamada Chang’an, en Dongguan, China. Los pacientes y familiares quedaron horrorizados tras ver las eróticas escenas que se transmitían en el televisor del lugar.

Niños y adultos que esperaban ser atendidos en un Hospital fueron severamente sorprendidos cuando alguien por error transmitió una película pornográfica en las pantallas disponibles en una sala de espera del recinto de salud.

Mirá también

El hecho, que quedó registrado en video, tuvo lugar el pasado jueves a plena luz del día en el departamento de odontología.

El caso ya está siendo investigado por la policía, puesto que la pornografía es ilegal en China y no puede ser expuesta a menores de edad.

Las personas que producen, reproducen, publican, venden o difunden ese tipo de contenido pueden ser condenadas hasta con cadena perpetua.

Aún se desconoce quién fue la persona que proyectó las imágenes en el hospital, el cual tiene casi 1.000 empleados, pero sin dudas le broma le costará cara.