Muchas son las mujeres que sueñan con una noche de bodas perfecta, pero en algunas oportunidades le pueden generar mucho estrés a las novias.

El caso de Michelle Wilson-Stimson, de Stanford, Inglaterra, es sumamente particular debido a que las semanas posteriores a su boda perdió gradualmente su cabellera.

Mirá también

Tras consultar con profesionales de la medicina, estos determinaron que se trataba de un caso de "alopecia generado por un fuerte golpe de estrés".

Si bien el caso no es nuevo y se remonta a 2018, la mujer comenzó a difundirlo recién este año, para ayudar a las mujeres que atraviesen situaciones similares, en su propio blog llamado "Hair loss diaries".

En él, la novia relata cuales son las complicaciones que la llevaron a perder el 90% del pelo que había en su cabeza.

"Me horrorizó. Debería haber sido un día especial, pero me dejó tan ansiosa que ahora estoy sin pelo. La gente no tiene idea de lo estresante que puede ser planificar una ceremonia. El sueño de la boda puede convertirse en una pesadilla", contó la mujer.

En su web ella cuenta que lo mejor es aceptar ayuda y no querer centrar todas las responsabilidades en una misma, para evitar cualquier tipo de enfermedad producto del estrés.

"Sentí que no podía contar con nadie para pedir ayuda. Me quedé con miedo de ser considerada una novia loca, así que asumí toda la organización", sentenció.