MUNDO- Una mamá compró un paquete de pan lactal para dar de comer  a su familia en Inglaterra y cuando lo abrió encontró algo que jamás esperó encontrar y que la hizo estallar de indignación.

Como se sabe, cuando se compra un pan lactal, siempre en los bordes están las tapas y adentro el pan de la rodaja que no tiene cascara. Sin embargo, cuando abrieron el paquete de la reconocida marca Timea Ganji, el producto no fue lo esperado: dentro del envoltorio había solo tapas.

Mirá también

La mujer de 41 años, indignada sostuvo en diálogo con la cadena BBC, "No es gracioso cuando tenés media hora para preparar a tus hijos para el colegio y no tenés tiempo de conseguir otro pan", reveló y agregó "Parecía normal. Sólo quería unas tostadas y hacer un sándwich. Me quedé mirando sin entender cómo pudo suceder. No me molesta comerlas, pero no puedo hacer sándwiches, los chicos no los van a comer", detalló la madre de dos pequeños. 

 

 

La empresa aseguró que está investigando cómo todas las tapas fueron a parar a un mismo paquete. Al menos 1.2 billones de personas en el mundo tiran las tapas del pan lactal por considerarlas menos ricas y no quedan bien para el clásico sanwich.