NOTICIAS INSÓLITAS

Al borde de la muerte por limpiarse los oídos con un hisopo. FOTOS

 “Me da mucho miedo saber que mi simple acto de higiene pudo haberme costado la vida”, sostuvo Jasmine
domingo, 18 de agosto de 2019 · 19:20

MUNDO.- (Redacción Voces Críticas) Una mujer australiana solía usar hisopos para limpiarse los oídos, todas las noches. Esta situación le ocasionó, que con los años, tuviera una terrible infección, la cual le fue descubierta a tiempo, antes que le costara la vida. La señora se llama Jasmine y tiene 37 años de edad; decidió contar lo que le sucedió como advertencia para que a otros no le ocurran lo mismo. 

Esta modalidad de usar el uso, es muy habitual, y saludable si se lo hace sin abusar. Pero Jasmine lo hacía todo la noche, lo que generó que se desarrollara una infección y como consecuencia de ello, una bacteria le comió parte del hueso de su cráneo y viajaba ya a su cerebro.

La mujer decidió acudir al médico cuando ya no podía escuchar y sentía mucho dolor. Relata Jasmine que durante años vivió con un ruido en su oído izquierdo, pero cuando notó que no escuchaba a sus hijos, decidió hacerse una revisión médica. Los doctores le recetaron antibióticos para una infección, pero no mejoró, al contrario.

Una noche notó sangre en el hisopo y el médico decidió hacerle una tomografía. Es allí cuando descubrieron que tenía una infección bacteriana que había carcomido su cráneo detrás de la oreja, y si seguía avanzando podría comerse hasta su cerebro.

La explicación del médico fue la siguiente: al introducir los hisopos tan profundo y tan frecuentemente en sus oídos, algunas fibras de algodón se alojaron en el interior y, al pasar de los años, comenzaron a pudrirse, con lo que el hueso del cráneo detrás de la oreja izquierda le quedó tan delgado como una hoja de papel. De no haberse atendido, el siguiente estadio era una infección cerebral de consecuencias fatales.

Jasmine tuvo que ser sometida a una operación en la que se salvó de morir, pero su audición quedó dañada de forma permanente.  Muy asustada y sorprendida por todo lo vivido sostuvo: “Me da mucho miedo saber que mi simple acto de higiene pudo haberme costado la vida”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios