Un curioso caso de una mujer que no supo que estaba embarazada hasta el último momento se dio en Estados Unidos. La joven acudió al hospital por dolores abdominales, que en un principio atribuyó a piedras en el riñón. Apenas llegó, fue internada y dio a luz a una niña.

Tras una breve exploración, los doctores le aseguraron a Grace que no había rastro de cálculos renales. Sin embargo, una vez le instaron a tumbarse en una camilla, la joven rompió bolsa y comenzó a dar a luz.

Mirá también

Pese al increíble caso, Grace explicó que a lo largo del periodo de gestación continuó teniendo la menstruación y que, además, tomaba píldoras anticonceptivas.

Sin embargo, esta sorpresa tomó desprevenidos a los padres, quienes confesaron no estar preparados económicamente. Por este motivo han acudido a la plataforma GoFundMe para conseguir fondos. Hasta el momento han conseguido más de siete mil euros.