Última hora

Doloroso

Rey Carlos III, cruel y despiadado: esto hizo con los amados caballos de la reina Isabel II, tras su muerte

El esposo de Camila Parker dejó en claro que no es una persona muy sentimental

Rey Carlos III, cruel y despiadado: esto hizo con los amados caballos de la reina Isabel II, tras su muerte

A pocos meses del primer aniversario por la muerte de la reina Isabel II se va descubriendo qué pasó con los objetos más preciados de la figura más importante de la familia real británica. Aunque se desconoce el paradero de muchas de sus pertenencias más importantes, recientemente salió a la luz quién heredó el centenar de caballos que la histórica monarca poseía.

Debido al inicio de una nueva edición del Royal Ascot, el prestigioso evento donde se realizan las carreras de caballos más importantes de Reino Unido, la prensa comenzó a indagar sobre el destino que sufrieron los ejemplares de la reina Isabel II, luego de su fallecimiento. Al parecer, el rey Carlos III heredó los cien caballos de su madre pero, al no ser un gran fanático como sí lo era la monarca, hizo algunas ventas en los últimos meses.



A su vez, el hijo de la reina Isabel II decidió poner a nombre de Camila Parker un importante porcentaje de sus caballos, para que ella se hiciera cargo de ellos, debido a que la reina consorte también es una apasionada por las carreras. Según trascendió, los cien ejemplares tienen un valor de más de 27 millones de libras y, gracias a las competencias ganadas, le hicieron recaudar a Lilibet una fortuna de diez millones de libras. Informa Voces Críticas

Probablemente, el ejemplar más querido por la reina Isabel II fue “Estimate”, con el que ganó la Copa de Oro de Su Majestad, convirtiéndose en la primera integrante de la familia real en obtener dicho título. Ahora, el caballo está en manos de Camila Parker, quien antes de recibir la herencia de Lilibet, a través de Carlos III, ya tenía sus propios ejemplares junto a Chips Keswick, el ex presidente del Arsenal.



En cuanto a las ventas que ha realizado el hijo de la reina Isabel II, Carlos III, se reveló que más de 30 caballos fueron puestos en oferta luego del fallecimiento de la monarca y que el máximo representante de la realeza obtuvo, a través de dichas operaciones, más de dos millones de libras esterlinas. Sin lugar a dudas, el padre del príncipe Guillermo no está interesado en mantener la tradición familiar que por años sostuvo su madre.

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias
MÁS LEÍDAS