ENTREVISTA EXCLUSIVA

Carlos Zapata sobre el polémico artículo 17: "Es una clara violación a la orden constitucional"

El polémico artículo otorga inmunidad a funcionarios. El diputado dialogó con Voces Críticas y sostuvo que "Si nosotros no respetamos la Constitución, empezamos empezamos a destruir las reglas porque alguien quiere tener el capricho de tener inmunidad"
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 07:45

SALTA.- (Redacción) Voces Críticas dialogó en exclusiva con el diputado Carlos Zapata, quien declarará la inconstitucionalidad del artículo 17 que otorga súper poderes o fueros a los ministros.

" Hoy pareciera estar de moda ser funcionario, discutir con nuestra mujer y darle una tunda, imagine usted que si esto pasara no podríamos sancionar tal actitud " sostuvo Zapata en referencia a otorgar inmunidad a funcionarios. Agregó  "Si nosotros no respetamos la Constitución, empezamos a desorganizar el tejido social que sostiene la República y el Estado, empezamos a destruir las reglas porque alguien quiere tener el capricho de tener inmunidad. Un funcionario no puede ser más que un ciudadano, porque está al servicio del ciudadano"

V. C.: ¿Qué opinión tiene sobre la ley de ministros que fue promulgada?

C. Z.: La ley se puede dividir en dos partes: cuestiones propias a la ley de ministerios y cuestiones extrañas a la ley de ministerios. Cuestiones propias a la ley de ministerios significa la división del Gobierno de la Provincia en áreas y cada artículo tiene la incumbencia del área; es propio de la ley de ministerios establecer la responsabilidad y la competencia. Algo que no debe estar en la ley de ministerio es el artículo 17 que dice que otorga las mismas inmunidades que tienen los legisladores; esto no le da mayor facultad ni nada por el estilo, sino que le otorga la inmunidad.

La Cámara de Diputados no tiene ninguna facultad para otorgar esa inmunidad. La disposición no es nueva, viene hace mucho tiempo y evidentemente la pasaban calladitos, pero lo detecté y lo puse en evidencia; es una clara violación a la orden constitucional. Solicité que lo vete el Gobernador, no lo hizo y recurriré por vía de la acción popular para declarar la inconstitucionalidad de este artículo. Cuando uno da juramento como legislador jura respetar y hacer respetar la Constitución; esto es una flagrante violación, así que está inmerso en la obligación que conlleva el sentido de mi juramento.

V. C.: ¿Cree que estas medidas son para tomar a resguardo por si surgiera algo que vinculara a alguno del equipo de gobierno de Gustavo Sáenz?

C. Z.: No creo; para hacer una aseveración de este tipo uno tiene que estar más seguro. Tengo que decir que desde el oficialismo salieron a decir que esto viene hace mucho tiempo; no se trata de que esté hace mucho tiempo; lo que está mal está mal ayer, hoy y va a estar mal mañana. No se ha podido lograr un encuadre de institucionalidad; realmente lamento muchísimo que el inicio de la gestión de Gustavo Sáenz se vea empañada con este tipo de cuestiones. Hay que, de una vez por todas, acostumbrarse a vivir dentro del margen de la ley, sobre todo respetando la Constitución. El hecho de ser elegido administrador o Gobernador de la provincia no da derecho, ni patente, para llevarse puesto cualquier norma y sobre todo la Constitución.

V. C.: ¿Qué es lo peor que puede llegar a pasar con ministros que tengan este tipo de ventajas?

C. Z.: Algo que está muy de moda son aquellos que se dicen ser hombres, pero le falta algo para ser verdaderos hombres, y son los que les pegan a las mujeres. Un ministro que golpea a su mujer, y sea denunciado por violencia de género, no lo pueden detener; a cualquier otro cristiano lo detienen. No se trata de pensar que es lo que podrían hacer, no pueden tener esta facultad. Jamás un Poder Legislativo puede otorgar o crear inmunidades, sólo la Constitución crea inmunidad y los constituyentes son las que intuyen la Constitución. Si nosotros no respetamos la Constitución, empezamos a desorganizar el tejido social que sostiene la República y el Estado, empezamos a destruir las reglas porque alguien quiere tener el capricho de tener inmunidad. Un funcionario no puede ser más que un ciudadano, porque está al servicio del ciudadano.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios