TRIBUNA ABIERTA

Andrés Suriani le responde al ministro Ginés González García

Tribuna abierta es un espacio de debate y libre expresión para todo ciudadano que quiera que su voz sea escuchada. Hoy, la voz de Andrés Suriani
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 19:38

SALTA.- (Redacción Voces Críticas) Tribuna abierta es un espacio de debate y libre expresión para todo ciudadano que quiera que su voz sea escuchada. Siempre y cuando lo expuesto sea desde el respeto. Podés enviar lo que quieras publicar a redacción@vocescriticas.com, al whatsapp 3874095050 o bien por mensaje de Facebook. Debés colocar nombre apellido y DNI, (este último no se publicará). Porque...Tu Voz, es nuestra razón de ser.

TRIBUNA ABIERTA

Columna de opinión de Andrés Suriani sobre las manifestaciones del Ministro de Salud de la Nación:

Las recientes manifestaciones del flamante Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, respecto a su intención de reinstalar el Protocolo del aborto no punible resultan por lo menos insólitas para aquellos que creemos que quien tiene tal responsabilidad, en realidad, debería aspirar a contribuir al mejor crecimiento de nuestros niños, reforzando sus condiciones físicas y psíquicas para encarar los múltiples desafíos que la vida les pondrá por delante.

Semejante disparidad entre lo que razonablemente se espera del titular de la cartera de Salud de la Nación y lo que se dispone a hacer nos pone en manifiesto la visión relativista que lamentablemente prima en quienes tienen los destino del país y nos grafica tristemente el abismo moral en que caímos.

La vida humana comienza en el momento de la concepción en el seno materno, a partir de ese instante ya nos encontramos frente a un nuevo ser humano, único e irrepetible. Si bien es cierto que hay valores morales y religiosos que, por supuesto, impulsan a asumir una posición firme respecto al aborto, lo que de manera irrefutable acredita que la vida comienza desde la concepción es el enfoque biológico- científico que unánimemente así lo sostiene y acredita. No hablamos acá de dogmas, creencias o convencimientos religiosos sino de un hecho objetivo respaldado por la ciencia, que no deja margen de discusión.

No obstante lo terminante de este dato fáctico, el feminismo radicalizado pretende engañar, y se engaña a sí mismo también, sosteniendo que aprobando la práctica del aborto se le estaría otorgando más derechos a la mujer. ¿Acaso no son mujeres también esos pequeños seres que existen en el seno materno desde la concepción? El feminismo extremo no tiene manera de explicar semejante contradicción. Queda en evidencia que tampoco busca el respeto a la mujer, en su entidad moral y física, no aspira a darle más formación, educación, posibilidades de desarrollo e inclusión en los diversos ámbitos. Como en rigor de verdad lo que quiere el feminismo es destruir la familia, la muestra a la mujer como un ser que odia al hombre y que rechaza lo más importante e insustituible que la naturaleza pudo obsequiarle, su aptitud para dar vida. En esa línea la Ideología de Género también se manifiesta pretendiendo borrar la natural y saludable complementariedad entre el hombre y la mujer.

Nuestro país ya supo rechazar las ideas propuestas por la cultura de la muerte en el Congreso de la Nación. Aquel inolvidable 8 de Agosto del 2.018 Argentina se convirtió en un faro para el mundo, en un bastión de defensa de la vida y la familia. Ahora, ante estas pretensiones que aspiran a frustrar la vida de niños inocentes, nos ponemos nuevamente en alerta y nos predisponemos a luchar sin tregua en la convicción de que moralmente no podríamos subsistir como sociedad si permitiéramos sin más la matanza de nuestro compatriota más indefenso, el niño por nacer.-

64
6
72%
Satisfacción
16%
Esperanza
4%
Bronca
3%
Tristeza
3%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios