Última hora

POR CAROLINA MENA SARAVIA

Martín Miguel de Güemes: bicentenario del paso a la inmortalidad del héroe nacional

Fue el único general sorprendido por el nefasto destino producto de heridas en el fragor de las guerras por la independencia

Martín Miguel de Güemes: bicentenario del paso a la inmortalidad del héroe nacional
"La muerte de Güemes", de Antonio Alice
"La muerte de Güemes", de Antonio Alice
jueves 17 de junio de 2021

SALTA (Por Carolina Mena Saravia) Un nuevo aniversario se cierne sobre Salta en el “Año del Bicentenario del Paso a la Inmortalidad del Héroe Nacional General Martín Miguel de Güemes”, tal cual se celebra desde el 8 de febrero de 2021 recordando los 236 años de su nacimiento, y que se extenderá hasta el 17 de junio de 2022.

Como salteños, el bicentenario abre las puertas no solo al héroe de la independencia local. Más allá de las fronteras de la provincia, su valor trascendió al plano nacional. Merecido homenaje para una vida de sacrificios en pos de los estandartes de la libertad y heroísmos compartidos con el sacrificio, que hizo merecedor a nuestro héroe gaucho de una muerte rodeado y llorado por sus amados gauchos.

Fue el único general sorprendido por el nefasto destino producto de heridas en el fragor de las guerras por la independencia, en cumplimiento del deber para defensa de la patria y los ideales libertarios. Su preclara cuna no hizo más que acentuar los valores que le transmitieron sus padres y la esmerada educación que recibiera desde niño.

Hijo de don Gabriel Anselmo de Güemes Montero y Bárcena y de doña María Magdalena de Goyechea y de la Corte, Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte nació un 8 de febrero de 1785, siendo el segundo vástago del matrimonio, que a su vez tuvo ocho hijos más. Su padre formaba parte de “una de las familias más antiguas de las montañas de Abionzo, Valle de Carriedo, Arzobispado de Burgos, provincia de Santander”, y su madre descendía “del fundador de Jujuy Don Francisco de Argañaraz y Murguía, de ascendencia vasca”, consigna Martín Miguel Güemes Arruabarrena en “La fe cristiana del Gral. Martín Miguel de Güemes. Vocación y destino”.

Su familiaridad con el campo y la vida y las costumbres salteñas supieron hacer de Martín Miguel un hombre comprometido con los valores del hombre y su tierra, el sentir popular que late en el corazón de quienes, aquerenciados con el terruño, escuchan la voz de un líder, responden a sus ideales y siguen la senda marcada por el silbido alentador de un guía en la más profunda oquedad de la lucha. Porque en aquellos tiempos de zozobra e incomodidades todo era sacrificio y renuncia. Saber transmitir la pasión a sus gauchos fue una de las tantas virtudes del general Güemes.

La sombra de los cebiles y el trinar de los pájaros supieron acompañarlos en el último adiós ofrecido a modo de tributo a su general, aquel 17 de junio de 1821 cuando don Martín Miguel de Güemes entregaba su alma al creador, a cielo abierto, con solo 36 años y una larga y fructífera vida, víctima de una herida infligida diez días atrás, el 7 de junio. Le seguiría tan solo un año después, en 1822, su adorada María Margarita del Carmen Puch de la Vega. Una vasta descendencia prolongada en tres hijos: Martín del Milagro, Luis e Ignacio, fallecido en infancia, y sus respectivas líneas sucesorias continúan hasta nuestros días.

La voz es unánime y el grito de libertad fue pronunciado por Güemes y sus gauchos, sin cuyo aporte en defensa de la frontera norte hubiera convertido la independencia en un imposible sin rumbo. El plan que habían ideado con el general José de San Martín para libertar Chile y Perú dio sus frutos. Martín Miguel de Güemes no pudo verlo. Murió un año antes, víctima de una emboscada liderada por coronel realista José María Valdés al mando del general elguetarra Pedro Antonio de Olañeta Marquiegui.

El general Martín Miguel de Güemes hoy recibe el merecido reconocimiento de héroe nacional. Comparte el panteón con San Martín y Belgrano, forjadores de una patria que necesita cada día más del ejemplo de nuestros grandes constructores, cimientos de un país que busca forjar nuevamente el patriotismo que hizo latir el corazón de nuestros próceres.

Últimas noticias
MÁS LEÍDAS